boton

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Edición agosto 2012

Realmente es Venezuela un país rico… no solo en recursos sino también, en talentos, que día a día trabajan para generar cambios profundos y positivos, en la cultura de nuestra nación. Clay Hernández es la cabeza de Trilogía Actoral; ella es una venezolana que nos demostró que cuando se ama lo que se trabaja, los resultados son geniales. Nos invitó a disfrutar de su famosa obra “Se le pasó el tren”, representada en la sala del “Museo del Béisbol”, en Valencia, y ciertamente, cumplió con su palabra.

Nuestra entrevista a Clay Hernández la decidimos como tema principal, porque nos impactó la fuerza que transmite en escena, y con ello, quisimos que toda Venezuela conociera a esta joven promesa de las tablas, que además tiene la capacidad de producir, actuar y dirigir, así como también, el de impartir clases con la “Actuación orgánica” que ella misma ha impulsado entre quienes les interesa la actuación teatral. Aunque parece pausada, es un remolino de pensamientos, actitudes positivas, determinación y constancia, todas ellas hechas persona, aunado a un poder de contagio para cualquiera que esté a su alrededor.

“Se le pasó el tren” nos hizo reír y reflexionar. Hemos visto otras puestas en escena, y les aseguramos ¡son extraordinarias!, por ende, demuestra el ingenio de los noveles artistas, dejando claro que existe en el interior de la República, un semillero muy fértil que da frutos increibles, y que para cualquier visionario del medio teatral que tome la iniciativa de respaldar la labor de Clay y Trilogía, será muy bien recompensado el apoyo dado… porque ¡aseguramos que el público responderá fervientemente!

UNA APASIONADA DEL TEATRO.

¿Quién es Clay Hernández?

Una artista apasionada con su trabajo, súper soñadora, que a pesar de muchos obstáculos sigue trabajando duro, por y para, su profesión.

¿Cómo llegaste a las tablas?

¡Desde que nací, y quizás antes! -risas- Me apasioné por el cine, ese fue mi primer estímulo para estudiar actuación. Al graduarme de bachiller lo que quería era, justamente, aprender actuación pero, debí obtener un título primero, algo más formal, pues siempre la familia te dice que “de ser actriz no podrás vivir”... entonces, estudié Publicidad y Mercadeo.

Por “causalidad” me enteré de la llegada a Venezuela de Bonnie Morín, que traía al país esta “técnica” actoral llamada“El taller del Método”… ¡y entré en su taller!, fue allí cuando me apasioné profundamente por el teatro, que me parece la máxima de las artes, y donde realmente te desarrollas como actriz, además que brinda un crecimiento personal único.

¡Eres inquieta!… ¿Esa vena artística de dónde sale?

¡Inquieta! quizás en el sentido de que siempre ando creando proyectos y trabajando para lograrlos con mi gente, con mi equipo, con quienes he crecido artísticamente, que es la gente con la que comparto en Trilogía Actoral.

¿Cuál experiencia recuerdas como la que más te haya marcado?

¡Muchísimas! sobre todo, porque cuando uno empieza a conocer “El Método”, la “actuación orgánica”, empieza un proceso de redescubrimiento interno. Entonces, en el proceso de formación, se abren y ejecutan muchos procesos con uno mismo. Por ejemplo, al llegar al taller, yo era esa alumna cuya timidez no la dejaba proyectar su voz y años después, cuando me conseguí dando clases a un grupo de personas, que la mayoría incluso era mayor que yo, me dije: “¡uao! realmente no me equivoqué de profesión…”

¿Qué sentiste en tu primera presentación en público?

¡Que moría del susto! y luego al salir del shock, lo que sentí fue la maravillosa certeza de que había nacido para esto.

Una experiencia memorable como novel actriz.

¡También muchas! -risas- Cada función, cada nueva obra, cada nuevo personaje te deja experiencias memorables, pero una que jamás se me olvidará, obviamente, fue mi primera vez en las tablas con un personaje que años después, aún sigo presentando de vez en cuando, la “Srta. Margarita”, una maestra neurótica y bipolar que ama y odia a sus alumnos hasta la locura…

Foto: "Señorita Maegarita".

Estaba tan nerviosa, que la función para mi duró segundos ¡se me fue el tiempo muy rápido! y al terminar, la respuesta del público fue hermosa, muy cálida, y no me lo podía creer… ¡estaba en shock! no reaccionaba, pues por primera vez en mi vida estaba haciendo eso que tanto había soñado, y de paso, había gustado. Esa imagen quedó grabada en la cámara de uno de mis profesores, que me dijo: “aún no puedo descifrar tu rostro”.

¿Recuerdas algún consejo que te haya marcado
para iniciarte como actriz?

Siempre mi profesora me hizo ver la importancia de esta profesión (que muy pocas personas respetan como tal), la disciplina y el respeto que le debemos tener. En lo personal, siempre he mantenido una máxima: “En el momento que no sientas esos ricos y delirantes nervios antes de salir a escena, deja de hacer teatro”.

Una experiencia chistosa con el público, alguna anécdota
para compartir con nuestros lectores de todo el país.

¡Son tantas! -risas- En cada función ocurre algo cómico con las personas. Una vez me ocurrió por ejemplo, que al día siguiente de una función, un chico se me acercó y pidió un autógrafo, ¡mi primer autógrafo! -risas- pero, yo pensé era alguien que quería tomarme el pelo y lo había mandado.

Yo empecé a buscar de reojo, quién podría andar por allí queriéndose reír (pues no creía que era en serio) pero no veía a nadie, y mientras le respondía a este chico ¡que no, que no le daría ningún autógrafo!... Entonces, éste yéndose con cara de desconcertado me dijo: “bueno, igual te felicito por la obra de ayer, disculpa” ¡y no sabes la pena que me dio luego!, me sentí muy mal, pues de verdad no creía que era en serio y seguro él se fue pensando “¡qué engreída!”. Si supiera…

Algún artista que admires y por qué.

A Meryl Streep. Para mí, es la mejor actriz de todos los tiempos, la más versátil, la más orgánica y a la vez, una de las más humildes, es el ejemplo de la artista que tiene fama pero no es una“estrella de farándula”, o sea, una verdadera artista de la actuación. Siempre le digo bromeando a mis alumnos que Meryl Streep es un experimento de Hollywood, un robot programado maravillosamente ¡con todas las emociones del mundo! Cada película y cada personaje de ella, es una clase magistral de actuación.

Foto: "Se le pasó el tren".

¿Qué opinas de lo que está sucediendo hoy día con el teatro en Venezuela?

¡Uf!… por un lado es muy grato ver que el movimiento teatral tiene mucho auge en la actualidad pero, como siempre hay peros, lo que si por lo menos a mí como artista me preocupa y decepciona un poco, es la “moda” de producir y producir obras huecas, que solo buscan la risa fácil… ¡y ojo! no estoy en contra del teatro comercial, pues también tiene un gran valor pero, no se debe producir obras de teatro como si fuesen helados.

Una obra de teatro tiene que tener algo que DECIR, para que tenga razón de existir… sea comedia, drama, farsa, etc., tiene que tener un “por qué”, y me atemoriza que el público se acostumbre que el teatro es solo para ir a reír, y que no te deje “nada”; esto está sucediendo en muchas partes.

¿Qué opinas de los nuevos talentos?

Hay un gran impulso de nuevos talentos hacia las artes, ¡y eso es genial!, pero muchos incursionan por razones equivocadas, lo que quieren es fama, y cuando se dan cuenta de lo serio que esto es, sucumben.

TRILOGÍA ACTORAL…
GRATA EXPERIENCIA DE TEATRO.

¿Qué es trilogía actoral?

Una agrupación que produce obras de teatro y que a la vez está diseñada para difundir e impartir “El Método”, de Lee Strasberg, en Venezuela.

¿Cómo nace trilogía actoral?

De la idea de dos compañeros y mía, con quienes estudié actuación. Quisimos formar una agrupación que trabajase lo orgánico al cien por ciento…

Explícale a nuestros lectores sobre el método de Lee Strasberg.

¡Claro! “El Método”, el cual está a su vez basado en la “Técnica de Constantin Stanislavski”, es cien por ciento vivencial, y busca siempre el trabajo y estudio del interior del individuo, derivando en el fortalecimiento y conocimiento de sus emociones, capacidades, bloqueos y conflictos para traerlos al “aquí y ahora” y así, trabajar dichos procesos para que actúen a favor y no en contra, de nosotros mismos.

Cuando somos niños, tenemos un gran sentido de expresar emociones y sentimientos, así como también, una gran sensibilidad, originado esto por el innato deseo de experimentación del mundo que nos rodea. Pero lo vamos perdiendo a la medida que vamos creciendo, llenándonos de bloqueos emocionales y perdiendo la capacidad de manejar libremente nuestras emociones.

En sí, “El Método” fue el término dado por Lee Strasberg a un estilo de actuar, basado en las enseñanzas de Stanislavski que desarrolló y promovió por muchos años en el “Actor´s Studio” de Nueva York. Su idea fue situar al actor en el papel guiado por su interpretación emocional, su creación artística, en respuesta a la situación. Su legado fue: “El verdadero actor no actúa, sino que siente, crea y proyecta”.

¿De dónde proviene el nombre de Trilogía Actoral?

Trilogía se refiere a los tres espacios del actor:

1º Espacio: uno mismo.
2º Espacio: lo que nos rodea
3º Espacio: el que va mas allá, el de las imágenes.

Foto: "Mujeres X".

¿Quiénes conforman a Trilogía Actoral?

Miembros fijos, ahora están: Francisco Cardozo, Luisana Saturno, Carol Cristina Ibarra y yo.

¿Cómo hacen el proceso creativo para las obras?... porque de verdad, el ingenio es maravilloso.

-Risas- Bueno, las tres obras más recientes en las que he trabajado, han salido de la mano de uno de los miembros de Trilogía Actoral, Francisco Cardozo, quien además de actor y reciente director, también ha sacado a relucir su talento como escritor. Justamente, hoy hablábamos de ese tema, de que se ha realizado una labor de producción de piezas bien interesante, él comienza a escribir, y empezamos a ensayar y van saliendo ideas, sugerencias y él, las ha perfeccionado en textos para luego llevarlas a escena ¿De dónde saca él sus ideas? sería algo que él tendría que responder, pero me permito decir que de la vida misma, de la actualidad, de lo que se vive cada día en este loco mundo.

¿Quiénes pueden integrar Trilogía Actoral?

¡Quienes deseen unirse! La idea es siempre trabajar con personas que hablen nuestro mismo idioma, por ello creé el taller “La Actuación Orgánica basado en El Método de Lee Strasberg” para formar actores bajo esta “técnica”, tanto para los que quieran trabajar en Trilogía o no.

¿Has pensado en ir a Caracas con Trilogía Actoral?

¡Sí, claro! El año pasado llevé mi taller y lo estuve impartiendo junto a Francisco Cardozo allí… por razones múltiples, no he podido abrir otro taller en Caracas, sobre todo porque acá cofundamos un movimiento teatral (Teatro Estable Valencia) que nos tiene con bastante actividad, y estamos produciendo más espectáculos.

Cuéntanos de las experiencias con el público.

¡Genial! Acá cuando comenzamos con Teatro Estable Valencia fue duro, pero poco a poco, y con el trabajo de todos, nos hemos ido ganando el cariño del público y sobre todo, la referencia, pues la idea desde un principio fue establecer la tradición de cartelera teatral constante, ya que acá jamás se había hecho con diversos espectáculos, y bueno, ya en octubre cumplimos 2 años con funciones ininterrumpidas, todos los fines de semana, en la sala del Museo de Béisbol del Sambil, Valencia.

¿Cuál ha sido la obra que has presentado y crees, es la más importante ante el público y por qué?

Uf… es como preguntarle a una madre, cuál hijo prefiere -risas- Mira, todas las piezas tienen su magia y su ritmo. Por ejemplo, la pieza “Se le pasó el tren”tuvo una temporada de 6 meses, todos los sábados o domingos, y hasta la última función de esa temporada ¡fue a sala llena! porque trata de un tema que refleja a todas las mujeres, y ojo, hombres también, que se ven presionados a formar familia al llegar a “cierta” edad… Fue una pieza que Francisco comenzó a escribir como drama, y resultó ser comedia, muy rico, porque realmente se lleva mejor el mensaje a través de la risa.

Foto: "Se le pasó el tren".

¿Qué hace falta para que los teatros de la Capital se fijen en los nuevos talentos y obras que nacen en el interior?

Mira, no lo sé... quizás oportunidad de ver los trabajos. Sin embargo, conozco y soy amiga de varios teatreros en Caracas, hay un respeto mutuo, y también por ellos sé, que además ocurre, que a pesar de que hay variedad de salas, hay muchas producciones, y entonces hay que ponerse en cola…

¿Qué pediría Trilogía Actoral a Caracas?

Una oportunidad para entrar en sala, no solo a nosotros, sino a agrupaciones profesionales que no son “famosas” pero, que hacen trabajos y que tienen algo que decir. El “Star system” es importante para las salas, pero deberían también ser más abiertos a los “Anonimus system”.

Las personas que estén interesadas en recibir clases de teatro, las salas de Caracas que quieran contactarlos o interesados en general... ¿dónde se les puede ubicar?.

Por las redes sociales. En Twitter: @Clay hernandez @TrilogiaActoral @TeatroEV. Por Facebook en el grupo: Trilogía Actoral, también por nuestro blog: http://trilogiaactoral.blogspot.com/ y por el teléfono (0414) 809.1002

 

 

 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player


2009 © Todos los derechos reservados. Culturísima. Desarrollado por Brain Storm Publicidad, C.A Rif . J-31028130-0 | Términos y Condiciones